SÚPER PAPÁS VAN AL SÚPER

 

Foto AFP / Nicolás Asfouri

Se ven cada vez en mayor número, se detienen frente al área de las verduras envueltos en una especie de introspección al revisar la lista del mercado, levantan la mirada y vuelven a revisar la lista, están por descubrir algo trascendental, la diferencia entre acelga, cilantro y el celeri. ¡Son los Súper papás que van al Súper! les ha tocado, han sido los elegidos en sus hogares para surtirlo en medio de una pandemia que aún no termina.

Entendiendo la responsabilidad que lleva esta tarea, queremos darte 5 tips para hacerlo correctamente y en el menor tiempo posible:

1)      Lista del Mercado (En orden): Por regular vamos a hacer el mercado de contingencia en el supermercado más cercano a casa, el que más visitamos y mejor creemos conocer, nuestras esposas generalmente tienen un mapa mental de la estructura del mercado, solo pídele que por favor te haga la lista; o mejor aún háganla juntos, en el orden del recorrido, eso evitará perder tiempo revisando la lista de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba. También resulta muy útil dividirla por sectores (Frutas-verduras/ Víveres/Lácteos/Carnes).

2)      Estudiar la lista: El sitio de mayor estrés para el hombre dentro del mercado es el área de las verduras, es un legado genético de nuestros ancestros cazadores, generalmente sentimos mayor afinidad escogiendo la carne que los vegetales. Pues bien, haz un esfuerzo y usa la tecnología a tu favor, busca lo que no comprendas. Recuerda que no estás solo; las búsquedas en internet de palabras claves como: verduras, vegetales, hortalizas, lista de mercado, delivery, han aumentado significativamente durante el mes de abril 2020. Incluso, servirá para darte cuenta la cantidad de nuevos conocimientos que puedes adquirir ¿Ya sabías la diferencia entre vegetales, verduras, hortalizas y legumbres?

3)      Revisa los precios en línea: Si tu mercado tiene tienda en línea, revisa los precios antes de salir de casa, no lo dejes para el súper, sólo piensa que tendrás la mascarilla, guantes, el estrés de tocar el teléfono con las manos sucias, te dará calor, sudarás, tienes gente a tu alrededor, haz la tarea, revisa los precios antes y si gustas coloca la referencia en la lista de mercado, que por lo antes expuesto es mejor en papel. Te podrás preguntar en este punto: ¿Por qué revisar los precios en línea si la tienda tiene los habladores? Pues, por la misma razón que debes empaparte de conocer bien los vegetales: Con menos personal por la pandemia del coronavirus y la crisis del transporte, los supermercados no le están prestando mucha atención a tenerlo todo “bonito y en orden”, simplemente no pueden, en muchos establecimientos, incluso no funcionan los verificadores de precio, lo cual te hace dudar en la escogencia, por ejemplo, si hay 3 marcas de harina de maíz y ninguna tiene precio, te costará tiempo decidir cuál llevarás y terminarás eligiendo al azar.

4)     Escoge bien las frutas y verduras: Ahora si entendemos porqué nuestras esposas y madres dedican tanto tiempo del mercado a este sector. No es tan fácil como parece, sobre todo en un momento donde la preselección previa por parte de las cadenas de supermercados no es para nada rigurosa.

Freepik.es @demonna

Usa los sentidos:

-Vista: Lo primero a revisar es la frescura, el color y el aspecto son claves, una berenjena por ejemplo debe tener un color intenso, nunca pálido.

-Tacto: En este punto es importante revisar que no haya ningún hueco en la concha, hueco es igual a gusanos y no es momento de llevar visita a casa, la superficie además debe sentirse lisa (Siempre que aplique), para usar el mismo ejemplo de la berenjena, una cáscara puede tener un color intenso pero si está arrugada es antónimo de frescura.

Hay frutas muy fáciles de detectar al tacto, estas son las blandas: lechosa (papaya), melón, mango, cambur, níspero entre otras, aquí la señal es fácil, si está muy blanda como para que se hundan tus dedos, olvídate de ella. Un buen truco  es comprar las frutas verdes, así durarán más en casa y no tendrán que comerlas todas en un frenesí de ¡Coman rápido que se dañan!

-Olfato: Generalmente es muy importante, pero recuerda que llevarás un tapabocas y la verdad es que nadie querrá ver otras personas acercándose todo a la nariz, tenemos que confiar en nuestros otros sentidos.

5)      Toma un tiempo para respirar: Estás a mitad del recorrido, sólo quieres terminar, marcharte y llegar a casa: ¡Respira! Recuerda que mientras mejor hagas la compra más alargarás el tiempo para la próxima visita. No se trata de comprar de todo en grandes cantidades (Si el bolsillo te lo permite), se trata de comprar en forma inteligente y organizada.

Esperamos que estos sencillos consejos te sirvan de ayuda y sirvan también para que sepas que no estás sólo, son centenares de súper papás que van al súper en tiempo de pandemia. La mayor recompensa es ver la cara de felicidad de tu familia cuando vuelves, lo más importante, además de abastecer el hogar, es ese gran abrazo que se da la familia ¡Claro! después de que te han desinfectado de la cabeza a los pies, bañado y cambiado de ropa.

Nota: No quisimos incluir en este artículo a las súpermamás, por la sencilla razón de que siempre han sido heroínas, no necesitan guías, ni tips, para nosotros; todo lo saben y de ellas aprendemos todos los días.

Grupo CIEC

Abril 2020

EL PUNTO COMERCIAL ¿De quién es, cuánto cuesta, a quién le vendo?

En el ámbito comercial es común oír conversaciones sobre el punto, a menudo se negocia la venta del punto comercial de un comerciante a otro. No obstante, en medio de estas negociaciones notamos ciertas imprecisiones que tienen los agentes involucrados, a saber: Propietarios, inquilinos y asesores inmobiliarios. En este sentido, el primer elemento que debemos tener claro es de quién es el punto a vender, nos hemos encontrado con propietarios de locales comerciales que consideran que el punto les pertenece por ser dueños del inmueble, mientras que por otra parte está el inquilino que opera un negocio en dicho local comercial. Lo cierto es que el punto comercial trasciende a la propiedad, es un elemento netamente comercial y por ende le pertenece al comerciante, independientemente de que éste sea inquilino o propietario. Lo que ha sucedido en la práctica y puede que de ahí haya derivado la confusión es que los comerciantes negocian el punto comercial a través de un traspaso del contrato de arrendamiento; y esta negociación debe ser aprobada por el propietario, el cual para hacerlo acostumbró a cobrar un porcentaje de dicho traspaso, pero esto no implica bajo ningún concepto que tenga derecho sobre ese punto, por cierto, la costumbre comercial es que dependiendo del punto y las condiciones del mercado los propietarios cobren entre un 10% a 20% del monto final de traspaso, un 30% luce exagerado. Este es un concepto que los asesores inmobiliarios deben tener muy claro, porque son ellos quienes deben guiar a las partes en este proceso que involucra generalmente a tres actores: Inquilino actual, nuevo inquilino y propietario-arrendador.

 Ahora bien, una vez aclarado la pertenencia del punto, debemos calcular su valor. El cálculo del punto comercial suele suponer un dolor de cabeza para el asesor, debido a que su cómputo escapa completamente a los valores referenciales inmobiliarios y para intentar fijarlo se deben considerar en forma conjunta elementos como la conveniencia de la ubicación, el rubro y condiciones, por ejemplo: Un local puede estar ubicado en el corredor peatonal con mayor circulación de personas de la ciudad pero si se encuentra en una mezanine, su valor puede ser igual a cero, mientras que un local pudiera tener muchos metros de fachada y estar en una esquina, pero si está en una zona peligrosa o que simplemente no transiten personas igualmente pudiera tener poco valor. Incluso, hay ocasiones en las cuales un local comercial pudiera tener la ubicación perfecta, buena área, fachada y condiciones específicas excelentes, pero que en el momento del cálculo, el mercado atraviese por una depresión tal que el valor sea muy bajo, ocasiones extremas, en las cuales a veces la mejor recomendación es “no vender” a menos que sea estrictamente necesario. Como podemos observar, hay un conjunto de factores a tomar en cuenta y tienen que considerarse en forma interconectada para tener un cálculo ajustado a la realidad, en el cual será un punto predominante cuánto estén dispuestos a pagar los posibles compradores por el punto comercial que se esté analizando, por supuesto que rige la ley de oferta y demanda; y si decide vender cuando muchos están vendiendo y pocos comprando deberá aceptar la realidad y entender que los números serán inferiores a la aspiración del vendedor, muchas veces la mejor oferta es la primera y en muchos casos, la primera es la única.

 

Hacer el ejercicio anterior no tendría sentido si no se mantuviera la decisión de vender,  la pregunta que sobreviene es: ¿A quién le vendo? De nuevo supone un esfuerzo mayor a la venta inmobiliaria, ya que el comerciante no suele buscar locales por portales web ni medios inmobiliarios, por  lo cual la publicación se vuelve ineficiente, además que pudiera ser una causa de malestar en sus propios empleados quienes si pudieran ver que el local se está traspasando, en ese sentido la mayor parte de las ventas de puntos comerciales suelen negociarse en forma privada, donde la discreción y el secreto profesional valen oro, se requiere un vasto conocimiento del mercado para promover un negocio en específico a candidatos que tengan dentro de su plan de expansión un punto como ese. Un punto clave para una negociación efectiva es la profesionalidad de los actores, ello implica el conocimiento del mercado, de los procesos legales y administrativos; eficiencia y honradez.

En definitiva, entendiendo las particularidades del punto comercial aumentaremos las posibilidades de obtener mejores resultados, aquí el punto es que no se puede analizar un sólo punto, todo debe ser analizado en forma conjunta e interdependiente. Tener claro los conceptos es el mejor inicio, luego, aplicarlos es todo un reto. Al final lo importante es tener una negociación fluida y obtener las mejores condiciones posibles.

 

GRUPO CIEC

Mayo 2018