SÚPER PAPÁS VAN AL SÚPER

 

Foto AFP / Nicolás Asfouri

Se ven cada vez en mayor número, se detienen frente al área de las verduras envueltos en una especie de introspección al revisar la lista del mercado, levantan la mirada y vuelven a revisar la lista, están por descubrir algo trascendental, la diferencia entre acelga, cilantro y el celeri. ¡Son los Súper papás que van al Súper! les ha tocado, han sido los elegidos en sus hogares para surtirlo en medio de una pandemia que aún no termina.

Entendiendo la responsabilidad que lleva esta tarea, queremos darte 5 tips para hacerlo correctamente y en el menor tiempo posible:

1)      Lista del Mercado (En orden): Por regular vamos a hacer el mercado de contingencia en el supermercado más cercano a casa, el que más visitamos y mejor creemos conocer, nuestras esposas generalmente tienen un mapa mental de la estructura del mercado, solo pídele que por favor te haga la lista; o mejor aún háganla juntos, en el orden del recorrido, eso evitará perder tiempo revisando la lista de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba. También resulta muy útil dividirla por sectores (Frutas-verduras/ Víveres/Lácteos/Carnes).

2)      Estudiar la lista: El sitio de mayor estrés para el hombre dentro del mercado es el área de las verduras, es un legado genético de nuestros ancestros cazadores, generalmente sentimos mayor afinidad escogiendo la carne que los vegetales. Pues bien, haz un esfuerzo y usa la tecnología a tu favor, busca lo que no comprendas. Recuerda que no estás solo; las búsquedas en internet de palabras claves como: verduras, vegetales, hortalizas, lista de mercado, delivery, han aumentado significativamente durante el mes de abril 2020. Incluso, servirá para darte cuenta la cantidad de nuevos conocimientos que puedes adquirir ¿Ya sabías la diferencia entre vegetales, verduras, hortalizas y legumbres?

3)      Revisa los precios en línea: Si tu mercado tiene tienda en línea, revisa los precios antes de salir de casa, no lo dejes para el súper, sólo piensa que tendrás la mascarilla, guantes, el estrés de tocar el teléfono con las manos sucias, te dará calor, sudarás, tienes gente a tu alrededor, haz la tarea, revisa los precios antes y si gustas coloca la referencia en la lista de mercado, que por lo antes expuesto es mejor en papel. Te podrás preguntar en este punto: ¿Por qué revisar los precios en línea si la tienda tiene los habladores? Pues, por la misma razón que debes empaparte de conocer bien los vegetales: Con menos personal por la pandemia del coronavirus y la crisis del transporte, los supermercados no le están prestando mucha atención a tenerlo todo “bonito y en orden”, simplemente no pueden, en muchos establecimientos, incluso no funcionan los verificadores de precio, lo cual te hace dudar en la escogencia, por ejemplo, si hay 3 marcas de harina de maíz y ninguna tiene precio, te costará tiempo decidir cuál llevarás y terminarás eligiendo al azar.

4)     Escoge bien las frutas y verduras: Ahora si entendemos porqué nuestras esposas y madres dedican tanto tiempo del mercado a este sector. No es tan fácil como parece, sobre todo en un momento donde la preselección previa por parte de las cadenas de supermercados no es para nada rigurosa.

Freepik.es @demonna

Usa los sentidos:

-Vista: Lo primero a revisar es la frescura, el color y el aspecto son claves, una berenjena por ejemplo debe tener un color intenso, nunca pálido.

-Tacto: En este punto es importante revisar que no haya ningún hueco en la concha, hueco es igual a gusanos y no es momento de llevar visita a casa, la superficie además debe sentirse lisa (Siempre que aplique), para usar el mismo ejemplo de la berenjena, una cáscara puede tener un color intenso pero si está arrugada es antónimo de frescura.

Hay frutas muy fáciles de detectar al tacto, estas son las blandas: lechosa (papaya), melón, mango, cambur, níspero entre otras, aquí la señal es fácil, si está muy blanda como para que se hundan tus dedos, olvídate de ella. Un buen truco  es comprar las frutas verdes, así durarán más en casa y no tendrán que comerlas todas en un frenesí de ¡Coman rápido que se dañan!

-Olfato: Generalmente es muy importante, pero recuerda que llevarás un tapabocas y la verdad es que nadie querrá ver otras personas acercándose todo a la nariz, tenemos que confiar en nuestros otros sentidos.

5)      Toma un tiempo para respirar: Estás a mitad del recorrido, sólo quieres terminar, marcharte y llegar a casa: ¡Respira! Recuerda que mientras mejor hagas la compra más alargarás el tiempo para la próxima visita. No se trata de comprar de todo en grandes cantidades (Si el bolsillo te lo permite), se trata de comprar en forma inteligente y organizada.

Esperamos que estos sencillos consejos te sirvan de ayuda y sirvan también para que sepas que no estás sólo, son centenares de súper papás que van al súper en tiempo de pandemia. La mayor recompensa es ver la cara de felicidad de tu familia cuando vuelves, lo más importante, además de abastecer el hogar, es ese gran abrazo que se da la familia ¡Claro! después de que te han desinfectado de la cabeza a los pies, bañado y cambiado de ropa.

Nota: No quisimos incluir en este artículo a las súpermamás, por la sencilla razón de que siempre han sido heroínas, no necesitan guías, ni tips, para nosotros; todo lo saben y de ellas aprendemos todos los días.

Grupo CIEC

Abril 2020

BLACK FRIDAY A LO VENEZOLANO

   El venezolano está familiarizado con el Black Friday, lo ha seguido y ha comprado en portales digitales con las conocidas ofertas que éste día ofrece, pero, lo que no habíamos visto antes, era un Black Friday en la propia Venezuela, con lo cual muchas personas se quedaron sorprendidas; y rápidamente comenzaron a formularse varias preguntas, las cuales, esperamos poder responder o al menos, interpretar desde nuestro punto de vista.

 

¿De dónde surgió la idea?

Los comentarios en redes sociales e incluso de conocidos, que hablaban de alguna conspiración desde el gobierno para mantener a la gente ocupada, ¡Falso! La idea surgió de los mismos comerciantes, incluso, una conocida cadena de tiendas de ropa, lanzó publicidad y adecuó sus locales, al menos una semana antes, anunciando la promoción del famoso viernes negro, luego se sumaron otras cadenas de tiendas, hasta que se generalizó, hasta el punto que varios centros comerciales se sumaron a la iniciativa, brindando apoyo logístico y extendiendo los horarios de funcionamiento. En ese sentido debemos resaltar que fue producto de la iniciativa privada, que empieza a tener un poco de libertad después de años de controles, hostigamiento y criminalización del comercio. Esta fue una iniciativa privada y el mérito es únicamente del sector privado.

 

¿Cómo la gente compra ropa si no tiene ni para comer?

Aquí debemos hacer una segmentación del mercado. Según cifras de Ecoanalitica, podemos clasificar al comprador venezolano dentro de tres grupos: Los que ganan dólares (15%), los que se rebuscan y consiguen algunos dólares (35%); y los que viven en bolívares, que no tienen poder de compra, dependiendo enteramente del gobierno (50%). Es precisamente ese último grupo el más vulnerable, son quienes se observan en las noticias, quienes llevan la peor parte en la crisis y son quienes no pudieron salir ese viernes, ni puede comprar el resto del año. La crisis es verdadera y todos los sectores la sienten, pero unos la sienten más que otros, quienes salieron a comprar fueron quienes están del otro lado de la torta, quienes sí tienen acceso a divisas. Notamos incluso, que hubo un sentimiento de aspiración, ya que algunas de las personas que compraron, sintieron que por primera vez en años, podían darse un pequeño lujo al comprar un par de zapatos o una prenda de vestir.

 

¿Consumismo u oportunidad?

Como veníamos analizando, no podemos contar peras con manzanas, mal pudiéramos generalizar y meter todo un país en un mismo saco, quién tiene poder de compra simplemente lo hace, al igual lo hará, aunque excepcionalmente, quién tiene una oportunidad para comprar un bien con descuento. Consideramos que ya la gente que vive el día a día en Venezuela tiene muchos problemas como para agregarle críticas y juicios de valor, sobre todo de personas que viven en el exterior y no entienden qué es lo que sucede en el día a día del venezolano. No se trata de un tema de consumismo o compras de oportunidad, se trata de un mercado que se encuentra en contracción desde hace varios años y apenas tiene algunas luces de bienestar.

 

¿Las ofertas fueron reales?

Como en todo el comercio, hay ofertas que son verdaderas y otras que no, lo importante de ello es recordar que, quién tiene el poder de compra es el comprador, nunca el vendedor, es por ello que el mejor control, es un consumidor informado. En muchos casos las ofertas fueron verdaderas y por ello es que tuvo éxito una jornada que se extendió durante todo el fin de semana.

 

¿Black Friday o Black Weekend?

 Aunque la jornada original es sólo por el viernes, en Venezuela se extendió por todo el fin de semana, eso sí, sin dejar de llamarse “Black Friday”, ni viernes negro, ni Black Weekend.  Incluso, tenemos la anécdota del dueño de una tienda de ropa que colocó un letrero en su vitrina: Black Weekend! Resultado: La gente no entraba. Pasadas unas horas lo cambió por el conocido Blackfriday y las personas empezaron a entrar en masa.

 

¿Se repetirá el próximo año?

No sabemos si esto se repita, lo que sí sabemos es que esto es lo que sucede cuando se permite que el comercio se desenvuelva libremente, el comerciante venezolano que aún mantiene sus puertas abiertas es un héroe en supervivencia; y cómo en todo el mundo, es el mercado el único control eficiente de los precios. Esperemos que el próximo año, el país cuente con un mercado más grande, más competitivo, con mayor libertad y seguridad, para que el poder de compra pueda hacer que el Black Friday sea de todo el que quiera participar, y no solamente de la mitad del país que puede o medio puede.

 

Diciembre 2019

Grupo CIEC

 

LOCURA INMOBILIARIA

Precios de inmuebles suben en un mercado deprimido

¿Qué está pasando? Es una de las primeras preguntas que nos consultan. Ello, en un escenario en el cual los propietarios de inmuebles en Caracas han aumentado los precios, específicamente en los meses junio – julio 2019. La respuesta no es tan simple, en el mercado inmobiliario hay varios factores a considerar, debemos recordar que venimos en un tobogán de 5 años consecutivos de precios a la baja, marcados por un entorno económico, jurídico y político muy desfavorable para las inversiones en el sector.  Fiscalizaciones, control de precios, la criminalización del comercio, inseguridad, emigración e incertidumbre han marcado este periodo, y si bien es cierto que 2019 inició con sorpresas políticas, con lo que se denominó “efecto Guaidó”, la realidad es que Venezuela no ha salido de la crisis, incluso ahora, con un encaje bancario que ha frenado el consumo y restringido aún más los créditos hipotecarios y la construcción, el panorama luce aún peor. Así mismo, debemos recordar que la falta de estadísticas oficiales, hace que tengamos que levantar nuestra propia data la de organizaciones gremiales e inmobiliarias aliadas, en un mercado donde la opacidad y el secretismo predomina, en ese sentido queremos darles la mayor cantidad de información posible, a fin de que cada uno de ustedes, saque sus conclusiones y tome las decisiones que considere pertinentes a sus intereses.

 

Premisa:

Que suba el precio de la Oferta Pública, no significa que suba el precio real de cierre.

Es decir, que un propietario hoy aspire vender su apartamento en Los Palos Grandes por 100.000$, cuando hace 3 meses lo tenía publicado en 60.000, NO QUIERE DECIR que lo vaya a vender en ese precio. De hecho, si no lo vendió en 60.000 es menos probable que lo venda en un mercado que sigue siendo de compradores, con una oferta mucho mayor a la demanda.

 

Factor emocional:

La compra y venta de viviendas conllevan un fuerte factor emocional, y el mercado de viviendas, ocupa el mayor porcentaje de transacciones inmobiliarias, cosa que no sucede en los mercados comercial, empresarial, industrial o turístico, donde los operadores toman sus decisiones basados en estadísticas y en el razonamiento objetivo, fundamentalmente. En este sentido, quienes fueron seducidos por el efecto Guaidó del primer semestre 2019, vuelven a tener esperanzas con la negociación política mediada por Noruega, lo cual sigue siendo un tema frágil que en cualquier momento puede cambiar, ya que se trata de emociones con un alto contenido de subjetividad.

 

La dolarización:

Venezuela está viviendo un proceso de dolarización fáctico y desordenado, que aunado al encaje legal bancario, ha provocado una especie de falsa apreciación del bolívar frente al dólar, lo cual a su vez causa, lo que popularmente han llamado la “inflación en dólares”, haciendo que un producto que antes costaba el equivalente a 2$ hoy pueda costar 4-5$. Ahora bien, este fenómeno, en muchos casos, está llevando a algunos propietarios de inmuebles a pensar que esto aplica a todos los productos, incluidos los bienes inmuebles.

 

Migración interna:

Caracas es una burbuja respecto al interior del país, se puede decir que en todo sentido. Es un hecho notorio que la crisis eléctrica ha golpeado con mayor fuerza al interior, donde los apagones son continuos y prolongados, generando una especie de movimiento migratorio hacia Caracas, lo cual implica más personas en la búsqueda de inmuebles y vehículos. En buena medida es por ello que las inmobiliarias han registrado un aumento en el número de visitas a los inmuebles que tienen en sus carteras.

 

Sanciones:

El hecho de que cada vez sea más larga la lista de sancionados por EEUU y la Unión Europea, puede implicar que estos sancionados, tengan que refugiar su dinero en otros tipos de bienes dentro de Venezuela. Este es un punto oscuro, ya que su ilegalidad no permite ni siquiera analizarlo. Sin embargo, no deja de ser un factor, ya que; aunque este sea un sector muy pequeño de la población, debemos recordar que estamos hablando de un mercado donde los compradores son pocos. En todo caso, quienes hacen carrera profesional en el sector inmobiliario al igual que los vendedores de inmuebles, deben abstenerse de participar en transacciones donde se sospeche del origen de los fondos a percibir, porque podrían estar incurriendo en legitimación de capitales, un delito grave.

 

Criptos:

Venezuela se ha convertido en un paraíso para los mineros de criptomonedas, hay un mercado cada vez más instruido de entusiastas de las cripto, en gran parte jóvenes que han visto en este sector una oportunidad y en buena medida lo han capitalizado. Estas monedas lideradas por Bitcoin, han tenido un gran repunte en su apreciación, entre mayo y julio. Estos jóvenes necesitan vivienda, independizarse de sus padres y muchos de ellos piensan que las ganancias de los últimos meses, les pueden brindar ese hogar deseado.

 

Ningún elemento de fondo:

Todos los elementos enunciados tienen algo en común: Ninguno implica un cambio sustancial en el sector inmobiliario. Todos parecen circunstanciales y de ninguna manera hace ver que se vaya a sostener una recuperación de los precios vistos año tras año, de hecho estimamos que mientras no haya un cambio político, los precios de los inmuebles volverán a caer, incluso por debajo de los promedios de 2018. En definitiva, el mercado sigue siendo de compradores. Nuestra recomendación es tomar decisiones apoyadas con la mayor información posible, sea el caso de que vaya a comprar o vender.

 

Los países no tocan fondo:

Hemos escuchado con mucha preocupación, análisis superficiales del mercado inmobiliario, por agentes del sector, en los que resumen que ya tocamos fondo y solo queda una recuperación del sector. Esta afirmación la calificamos, por decir lo menos, de irresponsable y poco profesional, siempre hay que tener presente lo siguiente: Los países nunca tocan fondo. Quienes hacemos vida en el mundo inmobiliario debemos tener presente que tanto en un mercado de vendedores como de compradores, podemos tener éxito si manejamos nuestra carrera profesional en forma correcta, si entendemos y nos adaptamos a la situación en que se encuentre el mercado y sobre todo si trabajamos pensando en largo plazo

Venezuela sigue estando en crisis, pero ello no quiere decir que todo esté perdido y ya no haya nada que hacer para salvarla, por el contrario, hay mucho por hacer, hay múltiples oportunidades de negocio, nuevos conceptos que se están gestando, nuevas formas de hacer la gestión inmobiliaria. Solo hay que salir a buscar las oportunidades porque muchas veces están al frente de nosotros.

 

Grupo CIEC

Agosto 2019

EL PUNTO COMERCIAL ¿De quién es, cuánto cuesta, a quién le vendo?

En el ámbito comercial es común oír conversaciones sobre el punto, a menudo se negocia la venta del punto comercial de un comerciante a otro. No obstante, en medio de estas negociaciones notamos ciertas imprecisiones que tienen los agentes involucrados, a saber: Propietarios, inquilinos y asesores inmobiliarios. En este sentido, el primer elemento que debemos tener claro es de quién es el punto a vender, nos hemos encontrado con propietarios de locales comerciales que consideran que el punto les pertenece por ser dueños del inmueble, mientras que por otra parte está el inquilino que opera un negocio en dicho local comercial. Lo cierto es que el punto comercial trasciende a la propiedad, es un elemento netamente comercial y por ende le pertenece al comerciante, independientemente de que éste sea inquilino o propietario. Lo que ha sucedido en la práctica y puede que de ahí haya derivado la confusión es que los comerciantes negocian el punto comercial a través de un traspaso del contrato de arrendamiento; y esta negociación debe ser aprobada por el propietario, el cual para hacerlo acostumbró a cobrar un porcentaje de dicho traspaso, pero esto no implica bajo ningún concepto que tenga derecho sobre ese punto, por cierto, la costumbre comercial es que dependiendo del punto y las condiciones del mercado los propietarios cobren entre un 10% a 20% del monto final de traspaso, un 30% luce exagerado. Este es un concepto que los asesores inmobiliarios deben tener muy claro, porque son ellos quienes deben guiar a las partes en este proceso que involucra generalmente a tres actores: Inquilino actual, nuevo inquilino y propietario-arrendador.

 Ahora bien, una vez aclarado la pertenencia del punto, debemos calcular su valor. El cálculo del punto comercial suele suponer un dolor de cabeza para el asesor, debido a que su cómputo escapa completamente a los valores referenciales inmobiliarios y para intentar fijarlo se deben considerar en forma conjunta elementos como la conveniencia de la ubicación, el rubro y condiciones, por ejemplo: Un local puede estar ubicado en el corredor peatonal con mayor circulación de personas de la ciudad pero si se encuentra en una mezanine, su valor puede ser igual a cero, mientras que un local pudiera tener muchos metros de fachada y estar en una esquina, pero si está en una zona peligrosa o que simplemente no transiten personas igualmente pudiera tener poco valor. Incluso, hay ocasiones en las cuales un local comercial pudiera tener la ubicación perfecta, buena área, fachada y condiciones específicas excelentes, pero que en el momento del cálculo, el mercado atraviese por una depresión tal que el valor sea muy bajo, ocasiones extremas, en las cuales a veces la mejor recomendación es “no vender” a menos que sea estrictamente necesario. Como podemos observar, hay un conjunto de factores a tomar en cuenta y tienen que considerarse en forma interconectada para tener un cálculo ajustado a la realidad, en el cual será un punto predominante cuánto estén dispuestos a pagar los posibles compradores por el punto comercial que se esté analizando, por supuesto que rige la ley de oferta y demanda; y si decide vender cuando muchos están vendiendo y pocos comprando deberá aceptar la realidad y entender que los números serán inferiores a la aspiración del vendedor, muchas veces la mejor oferta es la primera y en muchos casos, la primera es la única.

 

Hacer el ejercicio anterior no tendría sentido si no se mantuviera la decisión de vender,  la pregunta que sobreviene es: ¿A quién le vendo? De nuevo supone un esfuerzo mayor a la venta inmobiliaria, ya que el comerciante no suele buscar locales por portales web ni medios inmobiliarios, por  lo cual la publicación se vuelve ineficiente, además que pudiera ser una causa de malestar en sus propios empleados quienes si pudieran ver que el local se está traspasando, en ese sentido la mayor parte de las ventas de puntos comerciales suelen negociarse en forma privada, donde la discreción y el secreto profesional valen oro, se requiere un vasto conocimiento del mercado para promover un negocio en específico a candidatos que tengan dentro de su plan de expansión un punto como ese. Un punto clave para una negociación efectiva es la profesionalidad de los actores, ello implica el conocimiento del mercado, de los procesos legales y administrativos; eficiencia y honradez.

En definitiva, entendiendo las particularidades del punto comercial aumentaremos las posibilidades de obtener mejores resultados, aquí el punto es que no se puede analizar un sólo punto, todo debe ser analizado en forma conjunta e interdependiente. Tener claro los conceptos es el mejor inicio, luego, aplicarlos es todo un reto. Al final lo importante es tener una negociación fluida y obtener las mejores condiciones posibles.

 

GRUPO CIEC

Mayo 2018

 

SE VENDE… ¿Se vende?

 

cartel-se-vende-se-alquila-70-x-100-D_NQ_NP_915501-MLU20328404535_062015-F           Venezuela está viviendo su cuarto año en recesión, lo cual ha generado que muchas más personas intenten vender sus propiedades, impulsando inminentemente los precios hacia mínimos históricos. Aunque la data oficial es nula, la revisión de portales especializados  nos refleja que hoy día la publicación de inmuebles supera por mucho a las ventas efectivas en Registros. Situación totalmente contraria a las ofertas de alquileres donde la oferta es casi nula. Es por ello que cada vez que vemos un anuncio de venta con el tradicional SE VENDE, nos preguntamos: ¿Realmente se vende? Y la respuesta en muchos casos es NO; y no se vende básicamente por dos razones: 1) El vendedor no está dispuesto a bajar su aspiración de precio, decimos “aspiración de precio” porque realmente no es el vendedor quien fija el precio del producto, es el mercado quien lo fija a través del dinero que estén dispuestos a pagar los potenciales compradores. Este es el típico ejemplo de la persona que hace unos años hizo un avalúo de su propiedad o simplemente revisó el documento de propiedad, recordó cuánto pagó, lo multiplicó por el precio del dólar en ese momento y hoy aspira ese mismo precio, quizás con un 15% de depreciación, para luego sentirse “insultado” por las ofertas recibidas. 2) Mala ubicación o condiciones: Y es que de nada sirve aspirar un precio bajo, si el inmueble se encuentra mal ubicado o en malas condiciones generales, es decir, en un mercado de compradores, su inmueble debe tener más ventajas que los muchos otros que compiten con él.

¿Qué está pasando?

           03.-EL-DIA-NO-SE-VENDEAnte tal situación, solemos calificar a los vendedores en dos tipos: Los que quieren vender y los que necesitan vender. Los que quieren vender pueden darse el lujo de esperar mejores tiempos que satisfagan su aspiración, no obstante los que necesitan vender deberán negociar a los precios que estén dispuestos a pagar los pocos potenciales compradores, con la consecuencia de vender “a precio de remate”.

Plan B               

                Ahora bien, ¿Qué pasa con aquellos que aun bajando los precios no han logrado vender y verdaderamente necesitan un ingreso inmediato? La buena noticia es que dependiendo del mercado de su inmueble puede tener un Plan B salvador, y es un arrendamiento estructurado, que lamentablemente no aplica a todos los inmuebles; y explicamos por qué: Para el caso de viviendas es muy complejo alquilar, debido a la excesiva protección de los “derechos del inquilino”, lo cual ha generado que el alquiler de viviendas se convierta en un negocio de alto riesgo, inclusive casi sin ninguna garantía. Si este es su caso, le recomendamos tenga paciencia con el Plan A. Para los casos oficinas y propiedades industriales la buena noticia es que es mucho más confiable arrendar, no obstante, van a tener que ser muy creativos para ajustar el canon a la alta inflación del país, sobretodo porque el Banco Central ha dejado de publicar los índices de inflación, como si para este ente del Estado la misma no existiera.

percent-1019730_1280-e1458137508392En medio de este complejo momento, los propietarios de locales comerciales pueden sentirse afortunados y muchos han encontrado un excelente Plan B, que es el alquiler con porcentaje sobre las ventas a cadenas de tiendas en expansión, el cual le permite al propietario en primer lugar obtener un mejoramiento físico del local con las remodelaciones que haya de hacer el arrendatario; seguido de la posibilidad material de ajustar el canon de arrendamiento en la misma medida que se ajusten los precios de venta, garantizando así el ajuste por inflación. Es importante resaltar que para que esta opción sea un verdadero éxito y no un dolor de cabeza, es vital tener un buen arrendatario, cadenas de tiendas, marcas internacionales, marcas nacionales sólidas, serán excelentes aliadas. Ello porque además de tener un posicionamiento de mercado lo cual les hace mantener sus ventas, tienen procesos de facturación y control de ventas altamente eficientes.

¿Quiénes quedan en desventaja en los porcentajes sobre ventas?

Así como las marcas establecidas representan de por sí una garantía para el pago de porcentaje sobre las ventas, hay arrendatarios comerciales que quedan en gran desventaja y se presentan poco competitivos para este tipo de negociación, los cuales detallamos a continuación:

Emprendedores: Aunque es loable que en medio de la crisis existan emprendimientos, también es cierto que la tasa de fracaso de estos sea bastante alta. Diversos estudios indican que en promedio mundial, 80% de las nuevas empresas desaparecen antes de los cinco años y se estima que en el lapso de 10 años, un emprendedor fracase al menos en 3 o 4 negocios, lo que eleva el riesgo para este tipo de negociaciones.  Aunado a ello, suelen carecer de sistemas eficientes de control de ventas, imposibilitando el cálculo de la renta porcentual.

Franquiciados: Un concepto que se ha logrado vender como éxito sin que necesariamente lo sea es el de las franquicias, las tasas de fracaso de franquiciados son casi tan altas como las de emprendedores; y es que después de todo, los franquiciados suelen ser emprendedores que depositan su confianza en una empresa franquiciante para que ésta los guie en el proceso, pero que igualmente se enfrenta a los mismos retos y adversidades.

Comerciante tradicional: Aunque los comerciantes tradicionales muchas veces gozan de una buena reputación, también es cierto que en la mayoría de los casos no cuentan con sistemas administrativos y gerenciales confiables; o incluso, sin ningún tipo de sistema que permita controlar las ventas, lo cual dificulta calcular el porcentaje sobre las ventas en forma transparente.

Comerciante de mala reputación: De más está decir que estará en desventaja para cualquier tipo de alquiler un comerciante que carezca de una buena reputación. Es muy sencillo hoy día verificar la reputación de un comerciante a través de internet, de hecho lo ha sido siempre, ya que el mercado comercial en Venezuela no es tan grande y al final de cuentas nadie podrá hacer actos con poca probidad sin que la comunidad de comerciantes se entere. Por lo regular son comerciantes que quedan disminuidos o aislados; y comúnmente desaparecen del mercado.

Inquilinos vigentes: Resulta difícil encontrar inquilinos que tradicionalmente estén habituados a pagar canon fijo y logren transitar satisfactoriamente al esquema de porcentaje sobre las ventas, más aún cuando se trate de comerciantes que se pudieran clasificar en las categorías anteriores. La mayor parte del tiempo es más conveniente pactar la terminación del contrato de arrendamiento vigente y negociar libremente con un nuevo inquilino que ofrezca las garantías necesarias.

Conclusiones

decoracion-tienda-ropa-juvenilEn definitiva, si usted es propietario de un local comercial, tiene una auténtica vía de escape, un salvavidas, con el cual mantener ingresos progresivos que sean ajustados a la inflación real del país. No obstante, tendrá que enfocar toda su atención en conseguir tanto el mejor candidato a inquilino posible como las mejores condiciones, un equilibrio que debe ser trabajado con mucho detalle y responsabilidad, para lograr un negocio satisfactorio para todas las partes.  Atrás quedaron las negociaciones donde una parte imponía sus condiciones sobre la otra, son tiempos de buscar soluciones a problemas conjuntos en negociaciones ganar – ganar, y para el mercado inmobiliario comercial, son los alquileres con porcentaje sobre las ventas, para locales que por las razones antes expuestas no fueron vendidos. Así que decídase y cambie el letrero SE VENDE, por SE NEGOCIA y verá cómo empieza a sonar el teléfono, si todo se ejecuta bien, muy probablemente terminará siendo participe de grandes cadenas de tiendas.

Grupo CIEC

Junio 2017

TIENDAS INTELIGENTES, el futuro del retail

Imagen-22-e1347135614849  Hablar de tiendas en la actualidad dista mucho de lo que pudiéramos imaginar en los años 90, o incluso en la década del 2000, dentro del retail hemos dejado atrás el concepto de la mera exhibición de productos por rubros o temporadas, para avanzar a un concepto mucho más especializado, donde se planifica hasta el más mínimo detalle y se involucra completamente al comprador, al punto tal de que éste ya no se concibe como un medio para realizar la compra, sino que es el auténtico protagonista de ésta, ello debido entre muchas razones a que contamos con un consumidor mucho más preparado, que cada día demanda mayor calidad y se torna más exigente en un mercado cada vez más competitivo. Razón que ha impulsado a las tiendas de hacerse cada vez más de recursos tecnológicos que hagan de las compras una verdadera experiencia.

Amazon-Go_EDIIMA20161210_0316_19 El lanzamiento de la nueva tienda Amazon Go a finales de 2016, donde se prescinde completamente de la asistencia humana en el proceso de compra, toda vez que los compradores hacen todo su recorrido en forma autónoma y el consumo se carga a la cuenta Amazon del cliente al salir de tienda, significa un gran avance de la forma en cómo percibimos la experiencia de compra, y nos genera interrogantes de hacía dónde nos dirigimos con el avance tecnológico. No obstante que el lanzamiento de la tienda Amazon Go coloca los avances tecnológicos al alcance del consumidor, al punto de reconocerla como una auténtica “tienda inteligente”, debemos mencionar que desde hace varios años se ha estado aplicando la tecnología en el retail en forma que roza la ciencia ficción, aunque el visitante no lo notara, ya que el concepto de tienda inteligente se ha venido utilizando para entender los patrones de consumo dentro de las tiendas, analizando cantidad de visitantes con contadores de tráfico exterior y de entradas a la tienda, captores wi-fi, cámaras y dispositivos beacons, además de software personalizables donde se puede visualizar y cruzar todos estos datos, conociendo de manera precisa: cuántas personas pasan delante de la tienda y el ratio de atracción, cuál es el aforo medio de la tienda y el tiempo de estancia de los clientes así como el ratio de conversión en ventas, cuáles son las zonas de la tienda con una mayor afluencia, cuál es la frecuencia de repetición de los clientes, cuál es el sexo, la franja de edad y el estado de ánimo de los clientes; y cuánto tiempo han estado expuestos delante de una promoción puntual, cuál es el ratio de satisfacción de la experiencia de los clientes en la tienda, los dispositivos han llegado a ser completamente autónomos; sin necesitar conexión ADSL y operando sin afectar el programa de gestión utilizado en el punto de venta.  E incluso se han realizado avances colocados al consumidor en los denominados espejos inteligentes, que actualmente se encuentran en desarrollo.  Pero lo que hace Amazon Go es colocar esta tecnología al servicio directo del protagonista de la compra, el comprador, creando para él una experiencia de compra única. (Ver: Retail experience)

Por supuesto que una experiencia de compras que prescinde por completo de la asistencia humana es un gran avance, sin embargo queda por ver, qué tanto se puede aplicar a rubros distintos al de alimentos, rubros en los que tradicionalmente hemos dado un gran peso a la importancia de la opinión humana representada en el asesor de ventas, que es precisamente uno de los puntos que no ha podido ser resuelto por el comercio electrónico frente al retail(Ver: Comercio electrónico vs centros comerciales. La guerra mundial del consumo).  Sin dudas que la deshumanización significa todo un reto para las tiendas inteligentes, al igual que el reto laboral, puesto que con la masificación de tiendas inteligentes se reduciría drásticamente los puestos de trabajos, que en esta nueva realidad debe afrontar la humanidad en medio de la explosión de una nueva era tecnológica, una era que vislumbra cambios de conceptos tradicionales como: la educación, el trabajo, relaciones sociales, la familia e incluso la religión, y por supuesto del comercio.  Cambios a los que la sociedad se adaptará una vez más, retos que serán superados ante los avances de la tecnología, a la cual no se le ve un límite en lo que seremos capaces de crear en el futuro inmediato.

 

Grupo CIEC

Enero 2017

Mega Malls, la batalla entre América y Asia

al-hamidiyah_souq_01Aunque en el ideario popular occidental se suele pensar que los centros comerciales son originarios de Norteamérica, la realidad es que el primer establecimiento que podemos denominar como centro comercial tiene su raíz en el medio oriente, específicamente en la ciudad amurallada de Damasco, Siria, donde se encuentra el Al-Hamidiyah (Siglo XIX).  Sin embargo, debemos aclarar que este ideario tiene su fundamento; y es que en la sociedad norteamericana el centro comercial ha tenido una gran relevancia, al punto de que en casi cualquier ciudad es mucho más fácil encontrar un centro comercial que una plaza pública, y en ese sentido los promotores inmobiliarios especializaron dichos establecimientos hasta llegar a construir Mega Malls como el Mall of America de Minnesota o el Sawgrass Mills Mall de Fort lauderdale, el punto es que todo vuelve a sus orígenes y durante los últimos veinte años, Asia ha conseguido desarrollar auténticos Mega Malls, cada vez más grandes, especializados y asombrosos. Tanto así que países como China, Filipinas, Irán, Tailandia y Malasia son quienes dominan el ranking más reciente de los más grandes Shopping Centers mundiales (Por área bruta rentable), a un punto tal; que tendríamos que ampliar dicho ranking al TOP 20, para poder observar estructuras americanas, a saber: (Puesto 16) Albrook Mall, en Ciudad de Panamá, (Puesto 20) West Edmonton Mall en Alberta, Canadá. Nótese, Estados Unidos fuera del ranking, y es que para que veamos estructuras estadounidenses tendríamos que ampliar el ranking al Top 30, para ver aparecer en los puestos 28 y 29 al King of Prussia Mall de Filadelfia y al Mall of America de Bloomington, Minnesota, respectivamente, con lo cual Asía se pone a la cabeza de este tipo de estructuras en forma contundente.

makati-city-philippines-century-city-mall-nightEste dominio de Mega Centros Comerciales Asiáticos, en nuestro criterio ha sido sustentado por tres razones fundamentales: 1) Los bajos costos de los extensos terrenos que hay en Asía, 2) El constante crecimiento de la economía China 3) La población en los países asiáticos supera por mucho a la de los países de los demás continentes, creando la receta perfecta: terrenos bastos y económicos, muchos potenciales consumidores y una economía como la China que sirve de locomotora al resto de Asía.  Ahora bien, en un 2016 que la economía China parece disminuir su agigantado crecimiento y el bajo costo de las materias primas, parece dar cabida a un repunte en esta batalla mundial del shopping, por parte de América encabezada por los Estados Unidos, razón por la cual tiene sentido que se anuncie la apertura para 2018 de un auténtico Mega Mall, el American Dream Mall Miami, de 6,2 millones de pies cuadrados, con 3,5 millones de pies cuadrados de tiendas, 2.000 habitaciones de hotel, parque temático de 370.000 pies cuadrados, un parque de agua 370.000 pies cuadrados (34.374 m2),  pista de esquí cubierta de 200.000 pies cuadrados (18.850 m2), múltiples salas de cine, centro deportivo, centro de pesca al aire libre, campo de golf, lugares de entretenimiento en vivo, y todas las actividades que involucra la industria del ocio y la diversión, para mayor atracción, ubicado en la Turnpike de la Florida, paso entre la ciudad de Miami y Orlando, razón por la cual quizás en sus próximas vacaciones en Orlando, usted decida hacer una parada de un día o dos en esta nueva atracción con la cual Estados Unidos busca ganarmegamall3 al menos una batalla contra los gigantes asiáticos; y es que aunque las proporciones en cuanto a población sean de 4,5 a 1 a favor de Asía, si los árabes con el Dubái Mall lograron que hubiera nieve en el desierto ¿Por qué América no podría hacer lo mismo en la Florida? Al parecer en 2018, esquiaremos en Miami.

Grupo CIEC

Septiembre de 2016

Los centros comerciales están llenos de franquicias… Sólo un mito

Un184-1a falsa creencia en el ideario popular es que los centros comerciales están ocupados por franquicias, es tan general la creencia que se extiende a personas vinculadas al sector comercial, bien recuerdo al promotor de un centro comercial que nos comentaba en medio de la construcción que su idea inicial era construir el Mall para él mismo; comprar 200 franquicias y operarlas, una idea que materialmente no es posible aunque se tengan los recursos y la estructura, sencillamente porque no todos los conceptos comerciales funcionan bajo el formato de franquicias, inclusive ¡las franquicias son minoría! Y les explicaremos por qué: En primer lugar, hay que entender cómo funcionan estos contratos, en este formato una empresa llamada franquiciante que tiene el derecho de explotación de una marca, producto o actividad comercial, cede a otra (franquiciado o franquiciatario) el derecho a usarlo bajo condiciones pactadas, es el manejo del famoso Know How, que como contrario, tiene al negocio propio con varias sucursales; que se conoce como cadena corporativa, en el cual un único dueño opera todas las sucursales de la cadena, como lo es Zara a nivel mundial (A excepción de Venezuela), en el que todas las tiendas que tienen son propiedad de la empresa española Inditex, es un concepto más sencillo, un sólo dueño operando toda la cadena.  En este sentido hay que reconocer que los gremios de franquicias a nivel mundial han hecho un excelente trabajo de marketing para vender la idea de que un negocio exitoso es franquicia; de manera tal que usted vea un negocio en auge y lo asocie con franquicia, sin que necesariamente eso sea cierto.  En todo caso, la realidad es que estudios propios en más de 30 centros comerciales del país nos indican que los formatos de franquicias llegan a representar apenas a 3 de cada 10 negocios de dichos establecimientos; y ello sin entrar en el detalle de que no precisamente la mayoría de las franquicias sean exitosas.

     A todas estas, usted se preguntará, ¿cómo sabemos cuáles negocios son franquicias y cuáles no? La mala noticia es que a simple vista no lo sabrá, no hay un letrero que nos indique quién es franquicia y quién no, habría que hacer un estudio de investigación más detallado para tal fin, sin embargo les mencionamos algunas marcas amigas que son reconocidas como franquicias sin serlo (Al menos en Venezuela) y que seguramente le sorprenderá: Arturo´s, Bonsai Sushi, Origami, Pincho Pan, EPK, Óptica Caroní, Tecni-Ciencias, Librerías Nacho, Farmatodo, Farmahorro, GNC, NY&CO, Miga´s, Ovejita, Estivaneli, Gina, entre muchas más.

Luego de leer 0008128006 (1)esto, seguramente usted no se habrá convertido en un experto de las franquicias, sin embargo sabrá que no podrá llenar un centro comercial con ellas. Habrá acabado entonces con un mito comercial generalizado, los centros comerciales no están llenos de franquicias.

 

Grupo CIEC

Junio 2016

Comercio electrónico vs centros comerciales. ¿La guerra mundial del consumo?

3000025885_1d390f37d8_bAsí cómo la aparición del automóvil impulsó el desarrollo de las ciudades, haciendo que sus habitantes pudieran recorrer grandes distancias y a su vez se diera paso al centro comercial de área urbana hasta llegar al Mall como lo conocemos hoy, la aparición de internet ha impulsado el desarrollo haciendo del mundo un lugar mucho más interconectado, dando paso al nacimiento y crecimiento del comercio electrónico, que incluso ya empieza a crecer en un subtipo; el m-commerce o comercio móvil, que es aquel que se realiza desde aplicaciones móviles, desde smartphones o tabletas electrónicas, este desarrollo ha dado pie a una confrontación entre las ventas tradicionales del retail y el e-commerce, que nos hace preguntarnos, ¿acaso estamos viviendo una guerra mundial del consumo?

El crecimiento sostenido del comercio electrónico, la mutación de formatos tradicionales hacía el virtual, como discotiendas, librerías, educación, farmacias, supermercados, e incluso centros comerciales virtuales, hace pensar a muchos que la tendencia en un mundo mucho más interconectado, será a una victoria del e-commerce sobre el centro comercial, después de todo, para comprar por internet no necesitamos salir de nuestras casas u oficinas, todo está al alcance de un click. Sin embargo, los centros comerciales y bulevares siguen llenos de tiendas y las tiendas siguen vendiendo y teniendo importantes ganancias, en este sentido analizaremos los factores que no han logrado igualar los formatos virtuales frente al retail tradicional:

El retail experience o sensación de comprar: Resulta que pese a las grandes ventajas que ofrece internet, el e-commerce no ha podido si quiera, igualar la sensación de ir de shopping que obtiene el consumidor, en su mayoría público femenino, que siente una necesidad de probar el producto, ser atendido en persona, tener ese contacto, no sólo con el producto sino con el humano que lo vende, en esta dirección, tiendas como Apple y Abercrombie, han sabido maximizar esta necesidad de convertir la compra en toda una experiencia.

La inmediatez: Otro factor clave, en esta guerra de formatos, es que puedas comprar y obtener de inmediato lo comprado, en este sentido, los grandes portales de comercio electrónico, como Amazon, Alibabá y T-Mall, han hecho grandes avances de envíos express, logrando acortar el tiempo de espera del producto en un día, incluso a finales de 2015 el Corte Inglés acortó este tiempo en 2 horas, que aunque es un gran avance, no es para todo su catálogo de productos; y por supuesto no iguala la inmediatez de comprar directamente en la tienda, al menos, de momento.

El Mall como fenómeno social: Si bien los centros comerciales tienen una función primordialmente económica, donde todo se planifica para optimizar rentas e incentivar al consumo, nadie puede negar que los mismos se han constituido en un verdadero sitio de encuentro social, así nos encontramos con que en estudios modernos de medición; la compra no es la primera razón para asistir al centro comercial y mucho menos la única, otras razones como pasear, ver tiendas, encontrarse con amigos, comer o incluso presenciar alguna presentación temporal, empiezan a ser razones preferidas por los visitantes, por supuesto que esto no significa que no terminen comprando, al final del día para eso están las tiendas, en especial las de ventas por impulso, para intentar captar la atención del visitante que no iba necesariamente a comprar pero terminó comprando, de igual forma no le quita lo social, al final del día, ¿qué importa comprar algunas cosas que no tenías planificado; si lo hiciste con amigos, familiares o tu pareja? Quizás para la juguetería o la librería sea una transacción económica pero para ese niño que visitó el centro comercial con sus padres y que consiguió el juguete que quería o descubrió su libro favorito será una experiencia que pudiera recordar toda la vida.

Forma de pago: Aunque los portales de comercio electrónico han avanzado en incluir pagos con tarjetas de débito, e-cards y giftcards, lo cierto es que no aceptan el efectivo como medio de pago, en ese sentido, el comercio tradicional sigue teniendo una gran ventaja, sobre todo en países emergentes en los cuales los niveles de bancarización siguen siendo deficitarios, en cifras del Banco Mundial, el 59% de las personas adultas que viven en países en desarrollo no poseen una cuenta bancaria y por ende una gran masa de la población continúa consumiendo en el comercio tradicional con dinero en efectivo, este fenómeno se acentúa en países que han sufrido colapsos económicos, en los cuales es común que haya desconfianza en la banca, como es el caso de Argentina donde el índice de inclusión financiera alcanza apenas 33% de la población adulta y por ende los formatos de pagos electrónicos se ven mermados frente al comercio tradicional.

Servicios Presenciales: Aunque queramos, no podemos recibir todos los servicios a domicilio, si bien servicios clásicos como banca y seguros, han hecho que muchas operaciones se logren realizar online, la realidad es que todavía quedan transacciones que se deben realizar directamente en la agencia, rubros de servicios como salud, estética y belleza, aun necesitan de la visita en sitio, y muy probablemente seguirá siendo así, después de todo nuestro cuerpo sigue estando en el plano físico y no en el virtual, en estos casos de servicios presenciales se cambia el “quiero ir al centro comercial” por “tengo que ir”.

1190493_b3b37901Como podemos observar, son varias las ventajas que aún tiene el comercio tradicional frente al electrónico, sin embargo en varios de estos ítems el e-commerce puede ir avanzando y consecuentemente ganar terreno, para lo cual el retail tradicional debe reinventarse día a día, innovar y por supuesto tratar cada vez en forma más sensible y honesta esa necesidad humana de socializar y compartir que nos ha hecho por miles de años convivir en comunidad.  Finalmente no tiene por qué desatarse una guerra mundial del consumo, cuando cada concepto puede coexistir e incluso complementarse, sobre todo cuando por géneros hay preferencias marcadas para cada concepto, resulta que aunque en el ideario coloquial se piensa que las mujeres son impulsivamente más compradoras que los hombres, estudios recientes han revelado que las mujeres siguen liderando las compras tradicionales, pero son los hombres quienes lideran el consumo electrónico, esto se puede explicar desde el punto de vista de psicología comercial, entendiendo que las mujeres tienden a hacer de las compras toda una experiencia, muy de la mano con el ya expuesto “retail experience”, para la mujer puede ser muy importante y hasta decisiva la opinión del vendedor o el trato recibido por éste, a la hora de decidir si compra el producto (La mujer suele ser más auditiva y quinestésica), en cambio generalmente para el hombre, mientras más fácil es mejor, y puede leer en su ordenador todas las reseñas escritas sobre el producto que desea comprar, compararlo con otros productos similares, ver las fotos (El hombre suele ser más visual) y tomar la decisión desde la comodidad de su casa u oficina. Entendiendo esto, no hay por qué encender las alarmas, no bajen las santamarías ni vendan los locales, que todos los formatos tienen cabida, lo importante es mantenerse en constante crecimiento y adaptación a las nuevas tendencias globales.

Grupo CIEC

Abril 2016

Dieta eléctrica en los Centros Comerciales. La justificación del gobierno y negociación de CAVECECO

mvaireir-1392925442-bgEl gobierno venezolano ha empezado 2016 restringiendo el consumo eléctrico a los centros comerciales, y la fórmula ideada fue fijando lapsos de interrupción del servicio, en horarios comprendidos entre 1 pm a 3 pm y de 7 pm hasta 9 pm, indicando el ministro Luis Motta Domínguez, que la medida es para afrontar al fenómeno El niño, dentro de lo dispuesto en la Ley de Uso Racional y Eficiente de la Energía. Para sostener dicha restricción, el ministro Motta ha realizado una serie de argumentos, los cuales buscaremos analizar en forma individual:

El argumento principal parece ser que “no se le está cortando el suministro eléctrico a los centros comerciales, sino que en los horarios determinados deben autogenerar su energía”. Ahora bien, para autogenerar la energía se necesitan unas costosas plantas generadoras, que sólo unos pocos de estos establecimientos están en capacidad de pagar, hay que entender bien este punto, cuando se habla de centros comerciales el imaginario colectivo suele pensar en los grandes Malls de las principales ciudades del país, sin embargo la realidad es que estos son minoría respecto a los centros comerciales vecinales, a pie de calle y tradicionales, administrados en su gran mayoría por juntas de condominio y no por un solo dueño, imposibilitados de comprar plantas de autogeneración, por lo cual se han visto en la obligación de cerrar en los horarios establecidos, interrumpiendo de esta manera la continuidad propia del comercio, sufriendo un grave retroceso en este sentido, ya que considerábamos etapa superada aquellos tiempos en los que los negocios cerraban a medio día, con la diferencia de que ahora es obligado por la restricción.

“La medida es sólo para centros comerciales cuyo consumo sea superior a 100 KVA”. Para hacernos una idea, esa demanda la puede tener solamente el local de pollo frito de la feria de comida, es decir, aplica para todos los centros comerciales, se estarían excluyendo solamente algunas galerías comerciales muy pequeñas, para hacer la analogía es como que se dicte una medida para bajar el peso de los hombres, pero se alegue que no es para todos los hombres adultos sino solamente para los que pesen más de 40 Kilogramos, así de absurdo es este argumento.

También acota el ministro que la medida es de sólo 4 horas diarias. Lo que ignora o pretende ignorar el ministro, es que en primer lugar se trata de dos horarios distintos, el primero entre 1 a 3 pm, que es vital para gastronomía en general y en especial para las ferias de comida rápida, que por la inseguridad que vive el país, es el horario en el que tiene mayores ventas (La cena ha disminuido considerablemente), razón por la cual es el rubro más afectado por la medida, pudiendo significar para muchos ir a la quiebra, luego en el horario nocturno 7 a 9 pm, se sigue perjudicando a la gastronomía, así como a la diversión, Cines y teatros están en jaque, en segundo lugar, el hecho de que haya interrupción del servicio eléctrico afectará sin duda alguna los equipos de refrigeración de restaurantes, ferias de comida, postres, supermercados, farmacias, entre otros, así mismo se verán afectados los sistemas eléctricos de circuito cerrado de vigilancia, servidores de bancos y equipos de los estacionamientos de los centros comerciales.

Pareciera ser un bálsamo para el sector que la medida no se aplicará los fines de semana. De hecho es un alivio para los grandes centros comerciales, pero ahí volvemos al punto inicial, los grandes centros comerciales son la minoría, la mayoría vive y subsiste de lunes a viernes, son los clásicos centros comerciales vecinales, a pie de calle e incluso empresariales, que precisamente de lunes a viernes son sus días de mayor actividad por beneficiarse de estar rodeados de torres de oficinas o un paso entre el hogar y el trabajo, es entonces este un bálsamo que no llega al más pequeño.

Negociación con CAVECECO

La Cámara Venezolana de Centros Comerciales, Comerciantes y Afines (Cavececo) anunció a través de un comunicado oficial los nuevos horarios que regirán en los centros comerciales, a partir del 16 de Febrero de 2016, cumpliendo con la exigencia de ahorro eléctrico del Gobierno, en el cual explica que los centros comerciales que no poseen planta de autogeneración operarán desde las 12 del mediodía y hasta las 7 de la noche. Con esto hay que reconocer que se solventa la aberración comercial de interrumpir el funcionamiento en dos horarios, significa un gran alivio para el rubro de gastronomía y permite a cines y teatros “por lo menos” operar hasta las 7 pm, sin embargo, parece ser de nuevo un bálsamo para el Mall pero no para los demás formatos de centros comerciales, aquellos que abren desde temprano que tienen una gran cantidad de servicios, ¿qué pasa ahora con los supermercados, panaderías, luncherías, farmacias, centros de estética, laboratorios, entre otros servicios que desarrollan una gran actividad matutina? Pareciera que en la negociación no se consideraron estos formatos, o en su defecto se sacrificaron para salvar al formato tipo Mall.

En definitiva, es una medida que busca colocar la responsabilidad de la desinversión y la ineficacia del Estado venezolano, en los particulares. Ni siquiera entremos a analizar el tema ambiental, las referidas plantas de autogeneración funcionan con combustibles generando grandes porcentajes de óxido de nitrógeno y de azufre, elementos considerados muy dañinos para el ambiente, además del tema del subsidio, pretendemos disminuir el consumo eléctrico que se encuentra subsidiado, exigiendo que se instalen plantas que funcionan con derivados del petróleo que también se encuentran subsidiados, y de allí nuestra conclusión, ¿no será que el gran problema son los subsidios? Las personas pagan poco por la electricidad, lo que genera dos conductas, para el prestador del servicio, no invertirá en nuevos equipos, tecnologías o embalses, mientras que en el consumidor crea un efecto de desmerito, al final del día lo que no cuesta no se valora y se termina desperdiciando. Mientras sigamos enfocados en medidas aisladas y no ataquemos la raíz del problema seguiremos inmersos en la mediocridad y la improvisación.

 

Grupo CIEC

Febrero 2016